Algodoneros eleva la barra alto

Comparte esta noticia

EL VIAJE. El club Algodoneros de Guasave, integrante de la Liga Mexicana del Pacífico, recién acaba de anunciar que su equipo estará participando en un torneo a celebrarse a finales de este año en Cataluña, región de España. El anuncio, por supuesto, hizo que no pocos alzaran las cejas y recibieran con dudas, tanto como azoro, la noticia.

¿Qué tiene que hacer un equipo de beisbol en un país que, como España, es eminentemente futbolero? ¿A qué le tiran los Algodoneros con este viaje? Lo primero que salta a la vista es que se trata de una invitación que no se podía rechazar, una oportunidad casi única para no solamente hacer pretemporada, sino para contribuir a fomentar la práctica del beisbol en un país en el cual el gusto por el Rey de los Deportes es, digamos, incipiente.

Lo segundo no sería cuestionar la logística a implementar, que de sí tiene lo suyo al ser un viaje en plena pretemporada, sino el hecho de que el club se está atreviendo, se anima a abatir fronteras y que, de seguro, será algo que será bien visto por las Grandes Ligas, que no hace mucho llevó una serie Yankees-Medias Rojas a Londres, que lo mismo puede verse como algo fuera de foco.

Más que observar la viabilidad del largo viaje, sería cosa de ver la oportunidad, el sentido de utilidad que podría acarrear esta incursión al Viejo Continente de un equipo que buscaría ampliar su sentido de marca, de fijar sus intenciones de presencia mucho más allá de sus fronteras y, de paso, abonarle en algo al beisbol mexicano.

¿Buena noticia? Sí, definitivo, y ojalá que la pandemia permita que se concrete el plan. Lo deportivo puede quedar al margen, los resultados incluso, aunque no es desdeñable contrastar niveles de juego que curiosamente, a la hora de eventos como los Juegos Olímpicos, producen notas, notitas y nototas.

¿LOCURA? Vaya que levantó polvo la firma de Fernando Tatis Jr. por parte de los Padres de San Diego por 14 años y 340 millones de dólares. Es un supercontrato para un jugador muy bueno, cierto, con gran proyección, pero cuya firma, desafortunadamente, cae en el terreno de la pregunta “¿en verdad vale tanto dinero?”.
Dejemos de lado el cuestionar si los Padres tienen tanto dinero, si ya están metidos de lleno en la pugna con los equipos de cartera gorda y si es así que piensan enfrentar, cara a cara, a los Dodgers de Los Ángeles. Aquí el tema es cómo, en medio de una aparente tendencia a reducir gastos y costos, manifestada en la política de salarios, el club decide extender un contrato que por estas fechas resulta atípico. Tatis tiene apenas 22 años de edad, y los Padres lo firmaron hasta que cumpla los 36.

¿Qué impacto tendrá este asunto viendo hacia el futuro? ¿Será caso aislado?


Comparte esta noticia
Scroll to Top