En incertidumbre, trabajadores del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura

Comparte esta noticia

 Trabajadores del INBAL, contratados bajo el Capítulo 3000, urgieron a las autoridades a solucionar su situación antes del 1 de marzo. Foto: Karina Tejada
JUAN CARLOS TALAVERA

CIUDAD DE MÉXICO.

Trabajadores del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), contratados por capítulo 3000, hicieron un llamado a Lucina Jiménez, titular de la dependencia, para que informe el estado de sus contrataciones para el periodo de marzo a diciembre, dado que, hasta el momento las autoridades sólo han insistido en que no se afectarán las actividades sustantivas, pero existe incertidumbre sobre su continuidad.

Iniciamos el año con la certeza de la continuidad de nuestras labores en enero y febrero, sumado al diálogo que se recuperó con su administración a finales del año pasado. Sin embargo, ante la interrupción de nuestras reuniones, por razones desconocidas –siendo la última el 14 de enero– hemos expresado a través de diversos correos electrónicos (pero) no hemos tenido respuesta, sobre todo para abordar el tema de nuestra contratación a partir del 1 de marzo”, detallaron los trabajadores a través de un comunicado.

La situación, advierten, se vuelve urgente debido a la cercanía de la fecha límite de entrega de documentos, el próximo 17 de febrero y para presentarlos ante el comité de adquisiciones el 25 del mismo mes.

Por esto, el documento, suscrito por este colectivo, solicita audiencia con Lucina Jiménez a la brevedad “a fin de obtener respuesta satisfactoria ante esta situación, considerando que nuestros contratos terminan el 28 de febrero y (aún) no tenemos la certeza de la continuidad de las actividades que desempeñamos en los meses posteriores a esta fecha”.

 


Comparte esta noticia
Scroll to Top