‘Iturbide, el libertador de México’: Jaime Olveda

Comparte esta noticia

Ilustración: Horacio Sierra
Virginia Bautista

CIUDAD DE MÉXICO.

La mayoría de los mexicanos comparten un error histórico muy grave: no reconocen a Agustín de Iturbide (1783-1824) como el libertador de México, por prejuicios ideológicos heredados desde el siglo XIX, afirma tajante Jaime Olveda.

El doctor en Historia por la UNAM considera que es justo, ahora que se conmemorará el 200 aniversario de la consumación de la Independencia mexicana, el próximo 27 de septiembre, que se revalore a este militar y político novohispano como el héroe que supo llevar a su fin este movimiento.

Ya no podemos leer la historia con los ojos del siglo XIX. Es tiempo que nos despojemos de esa versión y miremos esos acontecimientos desde el siglo XXI. No nos pasará nada si se corrige ese error histórico”, dice el investigador en entrevista con Excélsior.

Señala que, sin demeritar lo que hicieron Miguel Hidalgo, quien inició la guerra por la Independencia del país el 16 de septiembre de 1810, José María Morelos y Vicente Guerrero, “debemos tener claro que el libertador fue Iturbide, quien consumó este movimiento el 27 de septiembre de 1821, que es cuando realmente debemos festejar”.

Olveda evoca La consumación de la Independencia (Siglo XXI) en tres tomos, de los que el último, dedicado a Iturbide, acaba de publicarse. El primero reúne los sermones y discursos patrióticos que motivó el fin del movimiento libertador y el segundo analiza los significados del 27 de septiembre.

Me llevó tres años prepararlos, para que estuvieran a disposición del público este 2021, un año muy importante. Lo que trato de explicar es cómo los liberales de la época, que no coincidían con Iturbide, le crearon una imagen distorsionada, borraron la fecha del calendario cívico y se nos olvidó”, añade.

El estudioso de El Colegio de Jalisco dice que en México “no hablamos de libertador, como en Sudamérica, pues esa palabra incomodó mucho a los liberales, y no se la adjudicaron a nadie. Ellos no podían ver a Iturbide porque defendió la religión, pero también lo hicieron Hidalgo y Morelos. Por eso ofrecieron una versión de la historia distorsionada, oscura, pues gobernaron la mayor parte de la segunda mitad del siglo XIX. Lo identificaron como un conservador y un reaccionario”, lamenta.

El académico y editor admite que Iturbide fue un aguerrido militar realista que combatió a la insurgencia. “Pero cambió porque la guerra ya había cansado tanto a realistas como a insurgentes. Las fuentes de abastecimiento de ambos ejércitos ya se habían acabado para 1820, pues la economía de la Nueva España estaba arruinada.

Ambos bandos habían caído en cuenta que esta guerra no tendría fin, que era muy desgastante y nadie vencía a nadie. Era necesario hacer la Independencia por otros medios, no con las armas, sino con el acuerdo, el consenso y las alianzas”.

El catedrático de la Universidad de Guadalajara y del INAH destaca que Iturbide se percató de que la Independencia se iba a lograr tarde o temprano y que no tenía caso prolongar una guerra sin sentido.

Supo ver que para liberarse de la Corona española ya no había que invocar al odio y al resentimiento, por lo que proclamó la unión de todos, insurgentes, realistas, indios, castas, y empezó a hacer el Plan de Iguala.

Mandó copias de este documento a todas las provincias, se entrevistó con Vicente Guerrero, lo convenció de que se uniera al nuevo ejército que creó, el Trigarante, que defendía como garantías la Religión católica, la Independencia y la Unión. Hizo prácticamente una nueva revolución”, considera.

Por estas razones, Olveda sugiere a las autoridades mexicanas que reconozcan a Iturbide como el libertador de México en la conmemoración del próximo 27 de septiembre. “No hacerlo ahora sería perder una fecha clave para aclarar este asunto, que ya debemos digerir. Si se hace, vamos a entender mejor nuestra historia”.

 

SOBRE LAS PROVINCIAS

Jaime Olveda anuncia que abordará, en un cuarto volumen que publicará el Congreso de la Unión, la consumación de la Independencia mexicana en las provincias, no en la Ciudad de México.

Yo lo coordino. Reúne 12 estudios de caso. Ya está listo. Estoy esperando que me pidan el texto y que entre a la imprenta. Espero tenerlo en agosto próximo”, explica.

Detalla que esta historia también es poco conocida, pues hay provincias, como Guanajuato, Michoacán, Guadalajara y Zacatecas, que declararon su Independencia de la Corona española antes de que lo hiciera Agustín de Iturbide el 27 de septiembre de 1821.

Además de las mencionadas, apunta, se revisan los casos de provincias más lejanas del centro del país, como Sonora, Tamaulipas, Durango, San Luis Potosí y Oaxaca.

 

 


Comparte esta noticia
Scroll to Top