Rescatan al pionero de la autoficción, Juan Manuel Torres

Comparte esta noticia

Foto: Cortesía José Luis Nogales y Mónica Braun
Virginia Bautista

CIUDAD DE MÉXICO.

Uno de los pioneros de la autoficción en México, el escritor y cineasta Juan Manuel Torres (1938-1980) es autor de una obra breve y poco conocida, “cuya propuesta está muy cerca de la de varios autores centrales de la Generación de Medio Siglo”, que ahora se rescata en la edición crítica que coordinan José Luis Nogales Baena y Mónica Braun.

La originalidad de su propuesta y lo atrevido de su planteamiento autoficcional no fue entendido por muchos en su momento”, explica en entrevista con Excélsior Nogales Baena, doctor en Estudios Filológicos por la Universidad de Sevilla y candidato a doctor en la Universidad de Boston.

Descubrí a un autor muy olvidado, que casi nadie había leído o lo conocían sólo de oídas, cuyos libros eran difíciles de conseguir; pero que, sin embargo, había sido uno de los mejores amigos de Sergio Pitol, había influido en su trayectoria y su literatura y, más en general, había cultivado una obra narrativa propia, breve, pero con varios aciertos dignos de tenerse en cuenta”, explica.

El investigador español detalla que el interés por Torres, quien sólo publicó el libro de relatos El viaje (Era, 1969) y la novela Didascalias (Joaquín Mortiz, 1970) antes de morir en un accidente de automóvil a punto de cumplir los 42 años, surgió a raíz de la tesis doctoral que escribió sobre Pitol hace algunos años.

Me di cuenta de que tanto en los cuentos como en la obra ensayística y autobiográfica de Pitol había referencias a Juan Manuel. La curiosidad y el ánimo de comprender qué se ocultaba bajo esas referencias, qué influjo podía haber tenido Torres en Pitol, me llevaron a seguir investigando. El rescate de su obra tiene sentido porque ayuda a comprender mejor el total del universo literario mexicano de los años 60 y 70”, agrega.

El autor de Hijo de todo lo visto y lo soñado: La narrativa breve de Sergio Pitol (2019) aclara que cuando habla de autoficción se refiere “no a la mera ficcionalización del yo-autor como protagonista de una novela o relato, sino a un modo de plantear el discurso narrativo cuyo surgimiento está ligado a los años 60. Se trata de una literatura que se esfuerza en enfatizar la crisis del personaje narrativo, la deconstrucción del yo biográfico y la fragmentación del sujeto.

Es una literatura experimental que procede de las vanguardias y que pretende denunciar la imposibilidad de la representación mimética, de la verosimilitud realista, a través de la autorreferencialidad a uno mismo, que es al mismo tiempo señalada y puesta en duda. Torres es, junto con Salvador Elizondo, el primero que está practicando este tipo de literatura en México”, añade.

De las obsesiones narrativas de Torres, quien estudió Sicología en la UNAM y Dirección Cinematográfica en la Escuela Nacional de Cine, Televisión y Teatro León Schiller de Lodz, Polonia, país en el que vivió de 1962 a 1968, destaca “una poética de la mirada muy productiva, relacionada con su faceta como cineasta; su ambición de captar lo que para él fue Polonia, sus vivencias allí a través de su gente y su cultura; su concepción del amor, de raigambre romántica, y su ánimo experimentalista en la prosa”, destaca.

Del primero de los cuatro tomos que se acaba de publicar –en una coedición de la Universidad Veracruzana, el gobierno de Veracruz y el sello Nieve de Chamoy–, Nogales Baena llama la atención sobre un relato inédito de Torres que encontró entre la correspondencia del poeta mexicano José Emilio Pacheco, que se halla en la Biblioteca de la Universidad de Princeton desde 2018.

Era una página mecanografiada por sus dos caras, pero sin fecha ni lugar de procedencia. Se titula El hombre que enloqueció de amor y está dedicado a Pacheco. Se trata de un breve relato en forma de fábula pastoril. Fue escrito en su primera época en Polonia, hacia 1964, aunque es muy diferente de lo que escribiría después en el país”, indica.

 

LOS CUATRO TOMOS

 

José Luis Nogales detalla que el primer tomo de las Obras completas de Juan Manuel Torres, que acaba de salir, está dedicado a sus cuentos y a su narrativa breve, “particularmente El viaje, que es sin duda la obra fundamental de Torres”.

Dice que el siguiente volumen, que esperan se publique este año, pues “está bastante avanzado”, detallará su relación con Polonia. “Reunirá sus cartas a Pitol, a Gombrowicz, a Pacheco y a su hija Claudia; y sus traducciones de Schulz y de un cuento de Gombrowicz”.

El especialista añade que seguirán dos volúmenes más. “Uno dedicado a la novela, en el que se incluirá el fragmento de una obra inédita; y otro sobre cine, en el que tenemos pensado incorporar, además de su ensayo de juventud Las divas, un guion inédito de Torres que conservaba Sergio Olhovich; e incluso puede que otros de sus guiones, pero eso está aún por definirse”, comenta sobre quien escribió varios guiones y dirigió cinco películas, entre ellas La otra virginidad, con la que obtuvo el Ariel de Oro a Mejor Película en 1975.

 

-Virginia Bautista

 

 


Comparte esta noticia
Scroll to Top