TERCER PISO

Comparte esta noticia

Favoritismo. Sergio Torres Félix arremetió, ahora, contra Rubén Rocha Moya, precandidato a la gubernatura de Sinaloa por Morena, a quien señala de haber “gestionado” obra pública para la empresa constructora de su hijo cuando fue coordinador de Asesores del Gobierno del Estado. En su calidad de invitado a un desayuno-conferencia de prensa, el precandidato a dicho puesto de elección popular, pero por Movimiento Ciudadano, refirió que los constructores tienen miedo de que Rocha Moya gane la elección, pues beneficiaría a su consanguíneo. Estas acusaciones contra el exrector de la Universidad Autónoma de Sinaloa no son nuevas, ya en el proceso electoral federal, cuando se disputaban la senaduría, el empresario Manuel Clouthier Carrillo lo señaló de prácticas de favoritismo. Incluso, recientemente, el periodista Carlos Loret de Mola, en un video que colgó en sus redes sociales, recordó que el senador Rocha Moya “es señalado por conflicto de intereses, porque mientras trabajaba en el Gobierno del Estado su hijo consiguió contratos por 64 millones de pesos para obras públicas”.

De política. A risa movió a muchos ahomenses la versión de  que el gobernador Quirino Ordaz Coppel puso como candidato a gobernador del PRI a Mario Zamora Gastélum y a todos los candidatos a alcaldes y diputados locales. Los operadores de Zamora Gastélum no podían haber iniciado de la peor manera una campaña para acorralar y comprometer a Ordaz Coppel para que lo apoye. Dicen que no lo van a lograr ni van a cambiar la percepción ciudadana de que Zamora Gastélum le arrebató el poder antes de tiempo al gobernador, a quien le deshizo los acuerdos con los grupos de poder en los municipios con candidatos a alcaldes y diputados locales, que fueron desplazados de un plumazo. En la veda electoral les dio por revertir la impresión que existe de que el gobernador mejor va a jugar con el candidato morenista Rubén Rocha Moya. Y es que se habla de que les entró el pavor por la “alta posibilidad” de que el presidente del Partido Sinaloense, Héctor Melesio Cuen, se una a Rocha Moya, lo mismo que el malovismo y los vargaslanderistas. Por eso la estrategia del cuartel zamorista es desbaratar eso, pero empezaron muy mal.

“Esperen mi señal”. Esa fue la indicación que ayer dio el secretario de Educación Pública y Cultura en Sinaloa, Juan Alfonso Mejía López, ante los supuestos preparativos iniciados por colegios y escuelas particulares para iniciar pronto las clases presenciales. El funcionario advirtió que se mantiene la prioridad de proteger la salud de los alumnos en momentos en los que la pandemia del covid-19 sigue representando un riesgo latente. Y es que el lunes la Coepriss levantó un acta administrativa a un colegio particular de Mazatlán que supuestamente se preparaba ya para reiniciar las actividades en su plantel.

Crítica constructiva. Varias críticas se llevó en redes sociales el exfuncionario estatal guasavense Felipe Camacho Flores, quien anda haciendo su ‘luchita’ para ser el candidato de la alianza Va por México a la diputación federal por el distrito 04, conformado por los municipios de Guasave, El Fuerte y Choix. Y es que el otrora regidor ha andado de un lado a otro para que la gente lo vea, y lógico, subiendo fotos a sus redes sociales, lo cual se entiende, pero lo que causó indignación es que en algunas de ellas organizó eventos masivos donde la sana distancia no se ve por ningún lado, y en tiempos de pandemia, eso es algo imperdonable. Lo cierto es que estos políticos que van comenzando en estos menesteres deberían ser más creativos y buscar otras estrategias para ganar adeptos, pues ir en contra de las recomendaciones de la Secretaría de Salud hace pensar que a este tipo de aspirantes les importa más estar en las boletas que cuidar que la cadena de contagios no siga al alza.

Preocupante reducción. Tras la puerta, es como tomó al Gobierno municipal de Mocorito la reducción de 13 millones de pesos de las participaciones federales para este 2021, lo que los pone en una situación difícil para sacar adelante el trabajo de los poco más de 8 meses que le restan a la Administración de Jesús Guillermo Galindo Castro. Según el mismo alcalde, en sus dos Administraciones ha hecho un gran esfuerzo por liquidar deudas heredadas y contar con finanzas sanas, pero con la disminución de recursos antes mencionada, el esfuerzo tendrá que ser mayor; aunque hay que recordar que este año también se han cancelado eventos que implicaban un gasto considerable para la comuna, como son el Carnaval, el operativo de Semana Santa como se hacía comúnmente, celebraciones del Día de las Madres, Día del Niño, entre otras que no serán autorizadas debido a la pandemia, lo que puede dar un margen para que financieramente no se vean tan ajustados.


Comparte esta noticia
Scroll to Top