Ven un negro trimestre para pequeños comerciantes en México

Comparte esta noticia

México.- Para los pequeños comerciantes de México, el 2020 no fue fácil; pero el 2021 se asoma todavía más oscuro.

El presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes A.C., Cuauhtémoc Rivera, indicó que han podido ser testigos de la incertidumbre y la fragmentación de la economía de las familias mexicanas.

Cree que la única forma de reactivar verdaderamente el flujo económico es homologando los protocolos de prevención sanitaria en todo el país ante el SARS-CoV-2, porque, de otra forma, “ni reactivamos, ni nos curamos”, apuntó a Debate.

 

Sentir comercial

Cuauhtémoc Rivera detalló que, para la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes A.C., lo más importante es todo el país, aunque algunos estados se encuentren en semáforo rojo, verde o amarillo, sea Mazatlán, Cancún, Playa del Carmen, se tome el mismo protocolo de protección sanitaria.

Leer más: Se espera que el Tianguis Turístico Digital 2021 supere los ingresos del 2020

“Todo el año a cada momento. Yo creo que el semáforo nos vino a dar en la torre, porque a la gente no le ha caído el veinte de lo importante que cubrir las cuatro o cinco medidas que nos han dicho como esenciales, como básicas, para cuidarnos del contagio”, comentó.

Añadió que si esto se hiciera bien, habría menos contagios, hospitalización y muertes, lo que sería una forma de controlar la pandemia y poder trabajar.

Cuauhtémoc Rivera añadió que ahora la prevención es más importante que las vacunas, porque la prevención está en manos de la ciudadanía, pero la vacuna no. “Esto no lo ha podido explicar el doctor López-Gatell (Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud) por su soberbia. Este amigo va a salir con una deuda histórica con México muy fuerte, por su soberbia”, mencionó.

Destacó que hasta ahora los mensajes han sido confusos, pero algo claro es que, si no se controla la pandemia, no hay reactivación económica. Por un lado, destacó que se menciona que se necesita que la gente se mueva, para que la gente tenga dinero en su casa y puedan consumir y mantenerse; y, por otro lado, se necesita que se muevan pero con prevención y de forma efectiva. “Y ahí es donde no hemos logrado hacerlo, porque ni siquiera nos hemos podido poner de acuerdo como país si es necesario o no el uso de cubrebocas”, destacó.

Leer más: Heineken despedirá a 8 mil empleados por caída de ventas en durante pandemia

Pobreza en México

Abigaíl Rodríguez Nava, profesora-investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), consideró que casi el 60 por ciento de la población ocupada en México se encuentra en informalidad laboral, es decir, en riesgo de perder el empleo y, por ende, su ingreso y seguridad social.

En el marco de la conferencia virtual “Economía y políticas con derechos humanos. El trabajo vinculado para atender la pandemia”, la especialista añadió que, ante ese panorama, los Gobiernos federal y locales han implementado diferentes estrategias para intentar revertir, en el corto plazo, la pérdida de empleos, por ejemplo, otorgando créditos que ayuden a mantener abiertos algunos micronegocios.

Abigaíl Rodríguez Nava, profesora-investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) experta en economía, analizó que, de acuerdo con las carencias sociales que mide el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en 2018, 57 por ciento de los mexicanos no contaba con acceso a seguridad social;en tanto, 25 millones de personas, poco más de 20 por ciento de la población, padece carencias por falta de acceso a la alimentación; y alrededor de 21 millones, poco más del 16 por ciento, tiene rezago educativo.

Desigualdad social 

“Esto nos permite afirmar que en México actualmente 52.4 millones de personas se encuentran en pobreza por ingreso y por carencias sociales; en tanto, quienes están en situación de vulnerabilidad sólo por carencias sociales son 36. 7 millones, y 8.6 millones viven en situación de inseguridad por ingreso”, expuso.

No obstante, la investigadora nivel II del Sistema Nacional de Investigadores destacó que estas cifras son excluyentes, porque no contemplan a las personas en condiciones de vulnerabilidad dentro de los datos de pobreza en el país, que señalan que cerca de 90 millones de mexicanos están en una situación de pobreza o fragilidad y solamente 21.9 por ciento no es pobre ni vulnerable por ingreso o carencias sociales.

Ante estos datos tan dramáticos, dijo que se necesita hacer una reflexión de qué se está haciendo, qué se ha hecho bien y qué se ha hecho mal. “Si bien, hay muchos factores que están llevando a estas condiciones, también hay que reconocer que la situación actual no se produjo solamente por la pandemia, sino que ya se venía arrastrando desde hace varios años”, consideró.

Programas sociales

La investigadora puntualizó que es necesario hacer una revisión de cuáles son los programas sociales, a quiénes están dirigidos y si realmente han tenido un impacto positivo entre la población, aplicados desde hace más de 20 años, o si sólo se trata de programas que están resolviendo la situación de inestabilidad y pobreza en el corto plazo, porque a la larga se está observado que no han sido capaces de mejorar la condición de la sociedad.


Comparte esta noticia
Scroll to Top